calidad educativa
Fuente de la foto: Pachamama Radio.

Hoy han aparecido dos artículos que vale la pena leer. Uno es del experto León Trahtemberg y escribe sobre su decepción de los procesos de evaluación de calidad, como las pruebas PISA (y también podría estar refiriéndose sin problemas a la Evaluación Censal de Estudiantes – ECE).

“Sin embargo, con el paso del tiempo lo que ha ocurrido es que PISA se ha convertido en el superministro de educación mundial, que está anclando los currículos escolares a los paradigmas del pasado, que asociaba esas tres áreas a la buena formación escolar. Los países asiáticos y, en alguna medida, todos los otros han convertido sus secundarias en academias de entrenamiento para obtener mejores puntajes en PISA. De todo ello posiblemente se reirían Howard Gardner, autor de la teoría de las inteligencias múltiples, y miles de artistas, comunicadores, informáticos, deportistas, técnicos, líderes políticos, sicólogos, humanistas, vendedores y emprendedores exitosos, cuyas fortalezas se deben al cultivo de áreas que PISA no evalúa o devalúa por su ausencia.”

El artículo completo de Trahtemberg se puede leer en la web del Diario Correo.

Y, por otro lado, Hugo Ñopo, experto en educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), escribió un texto sobre por qué la educación no puede ser dejada a las leyes del mercado. Y en un párrafo hace referencia justamente a que la educación (o la calidad educativa) no puede ser medida solamente (y ni siquiera básicamente) con estos instrumentos:

“Una parte de la calidad puede observarse y medirse (aprendizajes en lengua y matemáticas, por ejemplo), pero también hay una parte amplia e importante que no es fácil de medir (todos los otros aprendizajes que importan para la vida: habilidades socioemocionales, valores y actitudes). Frente a esto hay un consenso entre los educadores: reducir la calidad de la educación a los resultados en pruebas estandarizadas es peligroso para la sociedad.”

El artículo completo de Hugo Ñopo puede leerse en la web del Diario El Comercio.