Publicado el Deja un comentario

La Semana del Código en el Perú

En otras entradas de Lab Docente, hemos hablado de la importancia del aprender a programar. Trabajar programación en el aula podría pensarse como una actividad más, como algo más que el docente tiene que trabajar, que al comienzo puede resultar innovador o llamativo, pero que a la larga puede resultar tedioso. Sin embargo, la programación puede servir para desarrollar varias competencias:

El razonamiento lógico-matemático: Detrás de la programación, está la construcción de fórmulas, de pasos, de procesos de lógica y matemática (por ejemplo, lo más básico sería «si este valor A es mayor a 15, entonces que suene el parlante, pero si es menor, sumemos 1 punto a A»).

El análisis crítico: Antes de programar, hay que analizar el problema a resolver. Observar, pensarlo, estudiarlo. No se puede lanzar a programar, sin entender primero lo que hay que dilucidar, descomponer y volver a armar.

Semana del Código

La creatividad: Resolver un problema exige creatividad. Un mismo problema puede tener múltiples soluciones, algunas más eficaces, otras más atrevidas.

La revisión de lo avanzado: A veces, creemos que tenemos la respuesta al problema planteado. Pero al momento de la ejecución, vemos que algo ha fallado. Eso implica analizar todo de nuevo, ver cuál ha sido el nudo y quizá volver sobre nuestros pasos. Corregir lo construido.

Es por eso, que varios países se han planteado seriamente que la programación o, mejor dicho, las ciencias de la computación, sean incorporadas al marco curricular. Porque permite desarrollar las competencias descritas más arriba así como otras más. Por supuesto, eso también quiere decir fortalecer las capacidades en docentes. Para nuestro bien, existen ya inclusive cursos en línea para aprender a usar, por ejemplo, Scratch (lenguaje de programación instalado en las cerca de 800,000 computadoras XO que el gobierno peruano ha distribuido a nivel nacional).

La Semana del Código llegó

Para promover el aprendizaje de la programación, Microsoft en alianza con Laboratoria se han sumado este año para La Semana del Código en el Perú. La Semana del Código es siempre en octubre.

Es una iniciativa que se puede seguir a través del sitio YoPuedoProgramar.com o en Twitter a través del hashtag #YoPuedoProgramar. A partir de allí puede uno enterarse qué lugares se han habilitado en la ciudad (en Villa el Salvador y Comas hay dos Centro Poeta Youthspark donde pueden enterarse más sobre la Semana del Código).

Sino, también se pueden sumar desde sus casas, entrando al videojuego en línea La Hora del Código, donde como jugando pueden entrarle a lo básico de la programación, del análisis y la resolución de problemas. Es de acceso libre y no necesitas ningún tipo de password ni nada.

Si eres un o una docente que le tiene miedo a la programación, La Hora del Código es quizá una muy buena puerta para comenzar.

Publicado el 1 comentario

Niñas haciendo ciencia

Uno de los hallazgos últimos sobre educación y brechas, se refiere no solo a la distancia en resultados entre los niños que asisten a las escuelas rurales y las escuelas urbanas, sino también entre los niños y las niñas y sus resultados en pruebas de ciencia y matemáticas.

niñas haciendo ciencia
María Luisa Aguilar, primera persona en el Perú en ser astrónoma. Fuente de la foto: Diario Correo.

Este es un problema que posiblemente venga desde los primeros años, desde cómo se han ido asignado los roles, las tareas más «rudas» a los niños y las tareas más vinculadas al trabajo en el hogar a las niñas. Hay varios estudios que demuestran que incluso los juguetes de «princesa» van condicionando a las niñas a que dejen de ser curiosas y que se hagan preguntas sobre su entorno natural y social. Juguetes para que sean cuidadoras de bebés, para que sean princesas, para que jueguen a la cocina y que vayan de compras a un supermercado. Los juguetes de construcción, de descubrimiento, que involucra a veces procesos físicos (por ejemplo, lanzar proyectiles), jugar a la nave espacial, están generalmente en los pasillos o tiendas para niños.

El mundo necesita de más científicas, de más ingenieras, de más mujeres matemáticas. Bonitos proyectos para el aula es investigar y hacer representaciones teatrales sobre la vida de Ada Lovelace, sobre Hipatia, sobre Evelyn Boyd Granville. O sobre María Luisa Aguilar, la primera persona en el Perú (hombre o mujer) en ser astrónoma.

Niñas haciendo ciencia y tecnología en el aula. Cerremos las brechas.

BONUS: ¿Pensaste en ser científica? Un video de UNESCO con mujeres científicas uruguayas.

Más:
– Sula Batsú de Costa Rica presenta su colección ilustrada de mujeres en la ciencia y la tecnología.

Publicado el 4 comentarios

Scratch, un recurso para enseñar a programar en el aula

Casi todos los docentes han usado o escuchado del Scratch. Se ha promovido su uso para el juego, para la creación de historias animadas, para la enseñanza de la programación. De hecho, es un software muy potente y complejo que podemos aprovechar para fortalecer varias capacidades y competencias, como la resolución de problemas, el diseño, el desarrollo de prototipos, la lógica y las matemáticas.

Desarrollado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), el Scratch es un lenguaje de programación. A diferencia de otros lenguajes, el Scratch no usa códigos escritos, sino imágenes y conectores que van señalando la lógica de nuestros programas.

mit-scratch-18
Fuente de la foto: Javier Garzas.

El Scratch es de descarga libre y gratuita. Existen comunidades de docentes que comparten ideas y ejemplos. Además, hay varios cursos en línea para ir aprendiendo más y más sobre este recurso educativo.

¿Cómo se programa? Como usando ladrillos de construcción. Cada ladrillo es un operador lógico, una suma, una resta, una división, una multiplicación. O un comparativo, un menor qué, un mayor qué. También se puede usar para analizar palabras. Con todo ello, puedes desarrollar videojuegos, tipo Tetris, Pac Man, Mario Bros., etc.

Puedes encontrar ejemplos de proyectos desarrollados en Scratch en su propia web.

Compartiremos un video aquí, producido por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

De igual modo, mañana comienza un curso gratuito en Coursera (organizado por la Universidad Ort de Uruguay y la Universidad de Edimburgo para enseñar a programar en el aula (con Scratch). El curso es gratuito y en línea.

¿Conoces de experiencias en Scratch que te gustaría compartir o que se den a conocer? ¿Qué has realizado con Scratch en el aula? En Lab Docente nos gustaría conocer qué experimentos has llevado a cabo y qué impacto han tenido con tus alumnos y alumnas.

Publicado el Deja un comentario

La hora del Código: Enseñando a programar en el aula

El aprender a programar implica mucho más que conocer un lenguaje de programación (que hay varios y unos más complejos que otros). Programar tiene que ver con las competencias de matemáticas, de lógica, de análisis crítico, de solución de problemas. Y mucho más que programar, hablamos en realidad de las Ciencias de la Computación. Otros países, como Argentina, Inglaterra, entre otros ya han incorporado la programación dentro de su marco curricular regular.

Captura de pantalla 2015-09-08 a las 23.07.05

Existen algunos sitios en línea donde uno puede ir trabajando ejercicios de programación, de modo lúdico, con los alumnos. Uno de ellos es el de La Hora del Código, una iniciativa de Code.org, apoyada por Bill Gates de Microsoft y Mark Zuckerberg de Facebook.

La Hora del Código es un conjunto de rompecabezas que para resolverlos uno debe «ordenar líneas de código» o programar de manera gráfica.

Pueden probar La Hora del Código en su sitio web.

Publicado el Deja un comentario

Una aplicación para crear cuentos

Uno de los temas recurrentes en la enseñanza de la comunicación es el no matar la creatividad de los niños y niñas. Desde muy pequeños tienen la imaginación desbordada, crean cuentos y canciones.

En la escuela no debería ser diferente. Y de hecho, en un mundo donde las tablets van a llegar sí o sí a muchas escuelas (nacionales o privadas), hay varias opciones para aprovechar.

IMG_1166

Así, llegamos a la aplicación CreAPPcuentos. Una aplicación para crear cuentos interactivos, comics, historietas. Los ejemplos que ponen son bien ricos, y se podría incluso pensar en su aprovechamiento para la enseñanza de idiomas (inglés, quechua, español, asháninka, etc.).

La aplicación funciona o corre en tablets basadas en Android y en iOS. Pueden ver los demos en su página oficial: CreAPPcuentos.

El programa está en modo freemium, es decir, algunas opciones son gratuitas pero si uno quiere más personajes o fondos de historias, debe pagar por ellas.

Publicado el Deja un comentario

Conoce estos tres bancos de imágenes de acceso libre

Los docentes necesitan muchas veces imágenes para sus clases, presentaciones, ejemplos, simulaciones. Muchas de estas imágenes son de pago. Pero, existen varios bancos de imágenes de acceso libre y gratuito. Usando fotos o imágenes que los mismos autores han dispuesto de libre acceso, no solamente estamos respetando los derechos de uso de los autores, sino, además estamos educando a los alumnos y alumnas a reconocer siempre la autoría original de cualquier obra.

bancos de imágenes de acceso libre Flickr

1. Flickr. Es una de las bases de fotos más grandes. Muchas de sus fotos se encuentran protegidas por derechos de autor. Pero entrando a flickr.com/creativecommons podemos encontrar millones de fotos donde los autores han decidido que pueden usarse libremente.

bancos de imágenes de acceso libre istockphoto

2. iStockphoto del banco de imágenes de Getty. Tiene una opción para búsqueda de fotos con «licencia creativa». Se puede ver en http://www.istockphoto.com/stock-photos

bancos de imágenes de acceso libre creative commons

3. No es un banco de fotos, pero si un metabuscador (busca en varias bases). Es el buscador de imágenes de Creative Commons. Muy recomendable.

Qué es acceso libre

Muchas de las imágenes que encontramos en internet o en los medios o redes sociales le pertenecen a alguien. Son fotos, en su mayoría, donde el autor las subió o las puso en la web, en Facebook o Twitter, para compartir con sus amigos y nada más. Para usarlas, si vamos por el camino formal, debemos pedir autorización. Se dice así que las imágenes, como cualquier otro recurso o material cultural, tienen derecho de autor.

Pero hay también mucho material donde los autores han decidido que pueden usarse o modificarse cuántas veces uno lo desee. Por ejemplo, para hacer una presentación tipo Powerpoint o un video en algún programa tipo Movie Maker.

¿Por qué es importante hablar del acceso libre? Porque le estamos enseñando a los chicos y chicas lo importante de los derechos de autor, lo importante que es también que haya material de acceso libre y también para que cuando ellos produzcan sus propios contenidos, fotos, videos, textos, también lo puedan poner a disposición del resto.