Publicado el Deja un comentario

La belleza de la polinización

Belleza de la polinización

Sin polinización no hay flora. La evolución de la vida sobre el planeta tierra tiene que ver con la reproducción de las plantas y en muchos casos, esta, su reproducción está estrechamente vinculada a la fauna, a miles de insectos, aves, pequeños mamíferos que llevan de un lado a otro, el polen para poder fecundar los óvulos de las flores, que luego se convertirán en frutos y luego semillas.

belleza de la polinización

Cuando últimamente se habla de la caída de la población mundial de abejas (producto del uso indiscriminado de químicos cada vez más fuertes en las plantas), estamos hablando básicamente del peligro de que mucha de la flora no pueda reproducirse. En algunos lugares se está promoviendo la polinización manual, porque no queda otra.

Investigar la polinización en el aula puede ser un magnífico proyecto. Las niñas y los niños, todos armados de lupas y cuadernos de apunte, pueden ir al parque, al campo, al jardín, a observar cómo las abejas van de flor en flor, reconocer las flores «macho» y las flores «hembra». Ver luego, durante el año, cómo algunas se convierten en fruta y cómo luego el ciclo continúa con la semilla. También observar otras formas de polinización.

Publicado el Deja un comentario

Cómo hacer un terrario

Estás buscando un proyecto para tu clase de ciencias. Quieres que los chicos, tus alumnos y alumnas, observen, indaguen, investiguen.

Entre los distintos proyectos que hemos estado observando, uno de los que más nos ha gustado es el de los terrarios.

¿Qué es un terrario? Un terrario es un micro-sistema, con su propio clima, con su propia flora y su propia fauna. Es un pequeño ecosistema a escala.

Se comienza con una pecera. Puede ser de cualquier tamaño, pero debe ser lo suficientemente cómoda como para trabajar allí.

¿Qué se necesita? Lo básico es grava (pequeñas piedritas) para el fondo y tierra de cultivo. La grava en el fondo va a permitir que el agua drene. La tierra puede tener caparazones de caracol, hojas secas, y algunos otros componentes orgánicos.

Photo-5

El siguiente paso es colocar la flora. Podemos estimular la creatividad de los estudiantes para que inventen sus propios valles, sus montañas, sus bosques. Pueden usar pasto, pueden poner una ramita de alguna planta, pueden colocar varias (dependiendo del tamaño de la pecera)

Photo-6

Acto seguido, pueden decorarlo con alguna figura de plástico (¡un tigre es siempre una muy buena idea!).

Photo-10

Luego, se trata de ir cuidando y observando el terrario. Echarle agua, ver qué pasa con las plantas, cómo van creciendo, qué animales o insectos se acercan. Se puede anotar en un cuaderno el desarrollo de la flora y hasta apuntar qué resultado esperarían de aquí a una semana. Esto puede ser interesante, porque luego uno podría comparar lo esperado y lo que al final resultó.

Incluso, si el terrario no funcionara, podría anotarse por qué cree que pasó lo que pasó.

¿Cómo podría entrar la parte TIC aquí? Apuntando en una hoja de cálculo el crecimiento de las plantas, por ejemplo. O tomar la temperatura de la tierra con un sensor (un termómetro como el que venden en las farmacias) y ver qué ocurre, cuando sube o baja la temperatura. Tomar fotos y llevar el registro.

Fotos tomadas de Makes-and-Takes.